Acupuntura para dejar de fumar

Los profesionales que ofrecen la acupuntura para dejar de fumar como método aseguran que la eficacia del tratamiento principalmente depende de la voluntad de la persona, y que el principal efecto de las agujas es la indiferencia con respecto al tabaco.

La acupuntura es una de las técnicas médicas orientales milenarias más extendidas. Se basa en la búsqueda del equilibrio del cuerpo humano, cuyo funcionamiento depende de flujos de energía localizados mediante lo que los médicos acupuntores denominan meridianos. La acción directa sobre estos meridianos, mediante la colocación de agujas, contribuye a eliminar dolor, tensión y estados de nerviosismo y ansiedad.

No existe consenso entre los científicos sobre la eficacia de la acupuntura a la hora de dejar de fumar. Estudios realizados con ratas de laboratorio han demostrado que el uso de agujas contribuye a equilibrar la producción de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, que ayudarían a reducir los efectos secundarios provocados por el síndrome de abstinencia, especialmente la ansiedad y el estrés. La observación del tratamiento mediante resonancia magnética funcional ha demostrado que la eficacia de la acupuntura se debe a la regulación de la actividad en las regiones cerebrales relacionadas con la atención, la motivación y la recompensa.

Sin embargo, otros experimentos demuestran que no se han constatado cambios significativos en pacientes que han decidido dejar de fumar y han recurrido a la acupuntura como remedio. También han constatado que los efectos no son permanentes porque la necesidad de recurrir al tabaco reaparece durante las seis primeras semanas posteriores a la finalización del tratamiento.