Skip to main content

You are here

ansiedad al dejar de fumar

Ansiedad al dejar de fumar

¿Pensando en dejar de fumar? Seguro que si lo estás pensando pero lo que más miedo te da son los efectos del abandono del tabaco, como el síndrome de abstinencia, caracterizado por la ansiedad al dejar de fumar, el aumento de peso, ira o depresión.

Sabemos que dejar de fumar es un proceso complicado, que no todo el mundo consigue, por eso queremos ayudarte a saber más sobre uno de los principales síntomas cuando dejas de fumar: la ansiedad.

La ansiedad se refiere a un estado de agitación e inquietud acompañada de una tensión emocional, una combinación de distintas manifestaciones físicas y mentales. Existe una estrecha relación entre el consumo de tabaco y los trastornos de ansiedad y depresión.

¿Por qué se asocia la ansiedad con dejar de fumar?

Muchos fumadores asocian el fumar con una sensación de calma, por lo que en épocas de ansiedad recurren al tabaco como terapia relajante. Esta asociación es muy recurrente, pero, ¿es cierto que dejar de fumar provoca ansiedad?

Lo que no muchas personas saben es que lo que genera la ansiedad es el propio tabaco, tal y como afirman diversos estudios, solo cuando las personas abandonan el tabaco por completo disminuyen en ellas la sensación de ansiedad.

¿Es la ansiedad la responsable de las recaídas?

Los niveles altos de ansiedad por la falta de nicotina en el organismo y la expectativa de que fumar ayuda a aliviar este efecto negativo, pueden actuar como precipitante en la recaída al dejar de fumar.

Por eso debes ser consciente de que el estado de ansiedad es transitorio y que, si estás decido a dejar de fumar, debes tener mucha fuerza de voluntad. Además, no dudes en pedir ayuda para que te apoyen en esta etapa, tener a alguien que te apoye en un momento de debilidad puede ser justo lo que necesites para seguir por el buen camino.

¿Cómo puedo superar la ansiedad al dejar de fumar?

Saber cómo gestionar el estado de ansiedad es fundamental a la hora de querer dejar de fumar para poder superar esta etapa con éxito. Debes tener presente que es un estado transitorio que puedes llegar a controlar con unos pequeños trucos:

  • Recuerda que la ansiedad es pasajera y se irá con el tiempo. Ten en cuenta tu meta y todos los beneficios de dejar de fumar para seguir adelante, ¡la salud es lo primero!
  • Realiza actividades físicas, como caminar, correr o alguna actividad deportiva. Tener la mente distraída es fundamental, plantéate dar paseos o realizar nuevas actividades en zonas libres de humo.
  • Reduce el consumo de cafeína, presente en el café o refrescos. El consumo de cafeína puede provocar trastornos de ansiedad. Además, dejar de consumir este tipo de bebidas podría ayudar a controlar la irritabilidad.
  • Descubre y averigua técnicas de relajación como el yoga, baños con agua caliente o técnicas de respiración que te ayuden a controlar momentos de picos de ansiedad.

fumadores pasivos

Aparte de estas técnicas de relajación para calmar las ganas de fumar, es importante escoger tratamientos eficaces y avalados científicamente para dejar de fumar, como la terapia sustitutiva con nicotina (TSN), que te ayudarán a aliviar las ganas de fumar.

La TSN se basa en la administración de bajas dosis de nicotina al individuo por una vía distinta a los cigarrillos. De esta manera, se administrará una dosis suficiente para ayudar al fumador a aliviar los síntomas de abstinencia a la nicotina, pero en cantidad insuficiente para crearle dependencia.

Lo que debes tener presente es que la evolución de la ansiedad al dejar de fumar disminuye a lo largo del primer mes y hasta se mantiene en niveles más bajos que antes de dejar de fumar , así que mucho ánimo y… ¡haz algo increíble!

beneficios de dejar de fumar

Beneficios de dejar de fumar

Notarás los beneficios de dejar de fumar al cabo de tan solo una hora. Descubre qué ocurre en tu organismo cuando dejas de fumar.

consejos para dejar de fumar

Consejos para dejar de fumar

Descubre los datos adecuados y las tácticas que te serán de utilidad para librarte del tabaco para siempre.