Efectos generales del tabaco sobre las personas

Efectos del tabaco en la piel

El humo del tabaco contiene más de 4.000 sustancias nocivas diferentes que pueden tanto deshidratar como privar de oxígeno a tu piel. Incluso algunos estudios han demostrado que los efectos perjudiciales del humo de los cigarrillos en tu piel pueden empezar antes de lo que se creía.

Si eres mujer, seguro que te interesa saber que si continúas fumando es más probable que desarrolles arrugas, patas de gallo, un mal aspecto y un tono apagado amarillo-grisáceo en tu rostro.

Olvídate de las cremas reparadoras, si lo que quieres es tener una tez bonita una de las mejores y más importantes cosas que puedes hacer es dejar de fumar. Déjalo y verás, y verán, rápidamente los beneficios, tu piel se volverá más tersa y luminosa.

Efectos del tabaco sobre el pelo

¿Sabías que fumar puede potencialmente provocar calvicie y canas prematuras? 
Algunos elementos químicos del humo de tabaco rompen las células del pelo, dañándolo irremediablemente. Por lo tanto, dejar de fumar puede ayudarte a restaurar el adecuado flujo de nutrientes al pelo, mejorando su nutrición y devolviéndole el brillo natural que tenía.

Efectos del tabaco sobre el aliento y los dientes

Es de sobra conocido que fumar es una de las principales causas del mal aliento aunque la mayoría de fumadores casi ni se dan cuenta de ello. Además, fumar mancha los dientes y los amarillea, principalmente el alquitrán que el humo deposita, no la nicotina como erróneamente se dice muchas veces. Si dejas de fumar recuperarás un aliento fresco y una sonrisa bonita, reduciendo considerablemente los problemas de encías inflamadas, llagas, etc…

Efectos del tabaco sobre la forma física

Fumar afecta directamente a tu forma física. Si fumas es mucho más probable que no puedas correr ni tan rápido ni tan lejos como lo harías si no fumases, ya que seguro que te falta el aliento mucho antes de lo habitual. Esto es debido a que tu nivel de oxígeno en sangre es bajo y, por tanto, tu corazón necesita trabajar mucho más que lo de una persona que no fuma para oxigenar tus músculos y mantener así el ritmo que le exiges. Tu calidad de vida es menor.

Dejar de fumar te permitirá sentirte mejor físicamente, hacer ejercicio mejor y más eficientemente que antes y sin cansarte tanto, recuperando de nuevo la buena forma.

Efectos del tabaco sobre la salud sexual y reproductiva

En los hombres, dejar de fumar puede reducir el riesgo de disfunción eréctil y mejorar la potencia sexual.