Skip to main content

You are here

Qué hacer ante una recaída en el tabaco.

Qué hacer si te fumas un cigarrillo

Si recaes, no seas demasiado duro contigo mismo. Sabemos que podrá parecer un gran revés, pero es mejor aceptarlo y seguir adelante. No dejes que mine tu determinación de dejarlo; es más, refuérzala con estos consejos.

  • Comprende que dejar de fumar es un proceso de aprendizaje.
    Debes recordar que dejar de fumar es como montar en bicicleta: por supuesto que te caerás, pero es más importante que te levantes y te montes de nuevo. Así es como aprendemos, y la misma lógica es aplicable a dejar el tabaco. Con el tiempo encontrarás el equilibrio.
  • Intenta entender qué ha originado ese momento de debilidad, y planifica qué podrías hacer de otra forma.
    Una parte importante de dejar de fumar consiste en averiguar qué te lleva a querer fumar. Si averiguas cuál es el desencadenante, podrás reconocerlo la próxima vez y sustituirlo por otro comportamiento, como salir a dar un paseo o comer un tentempié saludable.
  • Habla con alguien que forme parte de tu red de apoyo.
    Apóyate en alguien para volver al buen camino, y comparte tus sentimientos. Hablar de ello también puede ayudarte a entender mejor por qué recaíste y cómo evitarlo en adelante.
  • No olvides tus objetivos.
    Piensa en las cosas buenas que han sucedido desde que dejaste de fumar. Vuelve rápidamente a centrarte en dejarlo, y recuerda los motivos por los que lo haces.
  • Comprueba la dosis de tu producto para dejar de fumar.
    Quizá debas cambiar de dosis para ayudarte con las ganas de fumar. Si dejar el tabaco te está resultando abrumador, habla con un profesional de la salud.
obiettivi e premi

Concederte recompensas cuando alcances los hitos que te has marcado para dejar de fumar es una buena forma de alcanzar tu propósito.

combattere la voglia di fumare

Identificar los motivos que se esconden detrás de las ganas de fumar es el primer paso para controlarlas.