Skip to main content

You are here

epoc

Tabaquismo y enfermedades cardiovasculares

Aunque muchas personas puedan conocer la relación entre el tabaco y diversos tipos de cáncer, pocas son conscientes de que el tabaco también aumenta el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular. ¿Quieres conocer la relación entre el tabaco y las enfermedades cardiovasculares? ¡Pues sigue leyendo!

Qué son las enfermedades cardiovasculares?

Las enfermedades cardiovasculares son un conjunto de trastornos que afectan al corazón y a los vasos sanguíneos y son la principal causa de muerte en todo el mundo.

Entre las enfermedades cardiovasculares se incluyen:

  • cardiopatía coronaria
  • enfermedad cerebrovascular
  • arteriopatías periféricas
  • cardiopatía reumática
  • cardiopatía congénita
  • trombosis venosas profundas y embolias pulmonares

tabaquismo y enfermedades cardiovasculares

Los principales factores de riesgo pueden ser no modificables (edad, sexo, factores genéticos/historia familiar) o modificables. Estos últimos son precisamente los de mayor interés, ya que son los que se pueden trabajar como forma preventiva. Estos factores son la hipertensión arterial (HTA), la hipercolesterolemia, la diabetes mellitus (DM), el sobrepeso/obesidad, frecuentemente unidos a la inactividad física, el consumo de alcohol y el tabaquismo.

Tabaco y enfermedades cardiovasculares

El tabaco es uno de los principales factores de riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular. Los fumadores con hipertensión y con el colesterol alto pueden llegar a multiplicar su mortalidad cardiovascular por 20.

Además, también existe una relación directa entre las enfermedades cardiovasculares y los fumadores pasivos. El tabaquismo pasivo incrementó el riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular un 23% en hombres y un 19% en mujeres.

El humo de tabaco contiene muchas sustancias químicas que pueden afectar a la salud, entre las que se encuentran:

  • La nicotina: que aumenta la frecuencia cardíaca, la tensión arterial y la contractilidad del miocardio.
  • El alquitrán que, junto a la nicotina, contribuye a las cardiopatías.
  • El monóxido de carbono, un gas que sustituye al oxígeno en la sangre, reduciendo el oxígeno disponible para el músculo cardíaco y otros tejidos del organismo.

Estos componentes del tabaco predisponen a los fumadores a la aterosclerosis (estrechamiento de las arterias), que puede causar distintos tipos de enfermedades cardiovasculares.

Cómo prevenir las enfermedades cardiovasculares

  • Deja de fumar: Los profesionales sanitarios aconsejan firmemente a los fumadores que dejen de fumar prestándoles apoyo en el proceso.
  • Haz cambios en tu dieta: Sigue una dieta saludable reduciendo el consumo de grasas saturadas y sal y consume mayor cantidad de frutas y verduras variadas.
  • Realiza actividad física: Realiza al menos 30 minutos de ejercicio físico moderado
  • Controla tu peso: Se aconseja a las personas que puedan sufrir sobrepeso u obesidad que pierdan peso a través de una dieta hipocalórica saludable.
  • Reduce el consumo de alcohol

Una vida sin tabaco

La modificación de los factores de riesgo puede reducir los episodios cardiovasculares y la muerte prematura tanto en las personas con enfermedad cardiovascular establecida como en aquellas con alto riesgo cardiovascular debido a uno o más factores de riesgo, como el tabaco.

¿Lo sabías?...Los fumadores que dejan el tabaco disminuyen rápidamente su riesgo cardiovascular, de forma que a los 2-3 años tienen un riesgo equiparable al de los no fumadores.

¿Conoces la Terapia Sustitutiva con Nicotina? La Terapia Sustitutiva con Nicotina te ayuda a dejar de fumar y aliviar las ansias de fumar. Aunque, por supuesto, dejar de fumar seguirá requiriendo tu fuerza de voluntad y tu esfuerzo. Puedes controlar las ganas de fumar y los síntomas de abstinencia con cualquiera de los productos de Nicorette, ¡encuentra tu producto ideal aquí!

efectos del tabaco en el organismo

Las sustancias químicas del tabaco y tu organismo

El humo del tabaco contiene más de 4.000 sustancias químicas que afectan a todas las partes del organismo.

salir de la rutina del tabaco

Salir de la rutina del tabaco

Dejar de fumar es un proceso de aprendizaje. Sigue estos consejos para continuar esforzándote y no volver a fumar.