Skip to main content

You are here

diabetes y tabaco

Diabetes y tabaco

Revisado y aprobado por: Teresa de la Cerda - Departamento Médico

La diabetes es un grupo de enfermedades crónicas que producen un aumento en los niveles de azúcar (glucosa) en sangre debido a defectos en la secreción, en la acción de la insulina o en ambas. La diabetes puede tratarse, evitando las complicaciones mediante el control del nivel de glucosa en sangre.

Entre los tipos de diabetes que existen, la más común en adultos es la diabetes tipo 2.

La diabetes, al igual que muchas otras patologías, se ve agravada por el tabaquismo. De hecho, las personas diabéticas de por sí ya presentan un riesgo mayor de sufrir enfermedades problemas cardiovasculares. Al exponerse a las sustancias químicas presentes en el humo del cigarrillo, como el monóxido de carbono y la nicotina, estas personas experimentan un aumento del ritmo cardíaco, así como alteraciones en la circulación sanguínea que pueden causar complicaciones con graves consecuencias.

El tabaco y la diabetes tipo 2

El tabaco y la diabetes de tipo 2 también están relacionados. De hecho, el tabaco eleva el riesgo de padecer diabetes de tipo 2; cuantos más cigarrillos se fuman, mayor es el riesgo. Además, independientemente del tipo de diabetes que tengas, fumar hace que sea más difícil controlarla.

Interesante… Los fumadores tienen entre 30 a 40% más probabilidades de tener diabetes tipo 2 que los no fumadores.

Sin embargo, se ha demostrado que dejar de fumar – durante 10 años para los hombres y durante 5 años para las mujeres - disminuye el riesgo de sufrir diabetes hasta niveles de personas no fumadoras. ¡De ahí la importancia de dejar de fumar lo antes posible!

diabetes y tabaco

Si tienes diabetes y dejas de fumar, reducirás de forma considerable el riesgo de sufrir complicaciones, problemas macrovasculares (accidentes cerebrovasculares, infartos de miocardio) y microvasculares (nefropatía, neuropatía, retinopatía).

Algunas personas diabéticas son reticentes a dejar de fumar por miedo a engordar. Sin embargo, la ganancia de peso tras dejar de fumar no es muy elevada (casi inexistente): es mínima si se la compara con los riesgos de seguir fumando. Si quieres hacerlo, pero te parece que conlleva mucha dificultad, puedes encontrar el impulso que necesitas con algo de ayuda. No dudes en hablar con tú médico o con un especialista en tabaquismo que te pueda aconsejar mejor.

Quem é considerado fumador

Dependencia al tabaco

Tomar la decisión de combatir la dependencia al tabaco es algo importante, una verdadera elección de vida.

tabaquismo

¿Qué es el tabaquismo?

El tabaquismo mata anualmente alrededor de 7 millones de personas. Infórmate más sobre el tabaquismo y el tratamiento para abandonarlo.